11 de mayo de 2023

Dice la canción que veinte años no es nada, pero realmente es la mitad de la vida de tu hermano. Un tercio de la de tu padre y yo misma. Y el tiempo que llevamos sin ti, Rodrigo.

A veces me llegan hilachas de tu risa. O canciones en principio desconocidas que hablan como tú y me traen ecos tuyos remotos pero emocionantes.

El tiempo pasa muy deprisa. Voy camino ya de cuatro años de pensionista. Voy camino también de reencontrarte.

No dejes de cuidarnos, no nos olvides, hijo. Te queremos.

Millones de abrazos de oso: Mamá.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.