El puente de 6 y 8 de diciembre

Mientras medio país está de vacaciones, Papá y yo seguimos en casita. No me he recuperado después de Egipto. Hace ya un mes que salimos para allá, pero la tendinitis sigue, y las pruebas médicas son la próxima semana.

Tu hermano salió unos días, justo antes del puente, y ahora está también en casa. En la suya, claro 🙂 Planeamos juntos las navidades con cierta tristeza, pues cada vez somos menos.

Si estuvieras, ay, ojalá, tal vez no resultase todo tan tristón, tan desaborido, tan laxo, tan sin color.

Te echamos en falta, Rodrigo. Porfa, no nos olvides.

Millones de abrazos de oso: Mamá.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.