Mediados de enero

Miro la foto de la nevadona, Filomena, que fue por estas fechas, y me acuerdo de Juancar, y de ti, Rodrigo. Qué melancólico dolor de ausencia…

Vamos acumulando pérdidas y cada vez estamos más solos, y no llegan los relevos…

Por favor, hijo, sigue cuidándonos.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.