Ya febrero

Se pasan las semanas casi sin sentir, mientras se aproxima de nuevo el aniversario; redondo esta vez, lejanísimo en la consciencia colectiva; casi sueño, pesadilla tremenda, para tu pobre familia, Rodrigo.

Vivimos lo más serena y honestamente que podemos.

Pero nos sigues faltando.

No nos olvides, cariño. Te queremos.

Y vamos a buscarte.

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.