Seguimos

Hola, cariño.  Aquí nos tienes.  A los tres juntos. Preparando los memoriales del proximo mes.

El tiempo pasa rapidísimo. Y tú sin volver a casa todavía. Nos hacemos viejitos sin ti.

Sin ti.

Nada ha vuelto a ser como antes. Todo es extraño desde que no estás, aunque, a la vez,  parece que fuiste un sueño.

Ay, Rodrigo.

No te olvidamos.  No nos olvides tú,  hijo.

Mañana será 11 y volveré a ponerte unas líneas. Mándanos risas de las tuyas. Por favor. 

Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.